. .

NombreSede del centro V.I.D.
TipologíaConcurso
ArquitectoCristina Hernández Díaz
Arquitecto 2Manuel Godoy Román
Año2011
MunicipioTrabanca
ProvinciaSalamanca

Concurso de arquitectura en Salamanca

Memoria resumen:

Ideas principales

Finca y linde es un proyecto presentado para el concurso planteado por el ayuntamiento de Trabanca para construir la sede del centro V.I.D. (vino, innovación y desarrollo). El concurso planteaba cinco áreas definidas. Estas eran: turismo-enoturismo, inteligencia competitiva, vitivinícola, control de estándares de calidad y el área de empleo y la formación. En el área vitivinícola se investigaría sobre análisis genómico, la biología de la vid, los agentes patógenos, plagas y viticultura de precisión. En un primer momento el arquitecto pensó que ese caldo de experimentación debería ser el centro del proyecto. Y además, debería configurar el paisaje del mismo.

Antecedentes

La Ribera del Duero es una comarca esencialmente agrícola, destacando en el cultivo de los cereales, la remolacha y la vid. En ella, la finca representa el bien inmueble por excelencia: la tierra. Ha tenido una gran importancia desde la antigüedad por su relevancia económica en las épocas previas a la industrialización, siendo el símbolo de riqueza y prosperidad. Por ello, la regulación de los bienes inmuebles ha sido muy extensa desde épocas muy antiguas. El proyecto reinterpreta el significado de la finca agraria, el huerto, el patio entendido como lugar de esparcimiento. Y partir de él se desarrolla todo el programa. Creando una linde física y arquitectónica.

Arquitectura

El sistema funciona de manera centrífuga, con el fin de establecer una relación directa con la materia prima, ya sea la relación visual y sensitiva del turista, como la continua relación de los técnicos y estudiantes del centro. Esta característica les permite establecer controles de calidad y estudiar la vid y el fruto directamente. Este sistema se introduce en el resto del edificio en puntos singulares que establecen nodos. La intención del arquitecto fue conseguir que el patio y lo construido se convirtieran en un mismo espacio dedicado a la reunión. Es pues, la vid, la protagonista indiscutible que contacta directamente con todas y cada una de las piezas del programa, ordenando, cualificando y gestionando el espacio.

Estrategias bioclimáticas

Arquitecto salamanca Según el diagrama de isopletas de Salamanca, la temperatura está por debajo de la temperatura de confort la mayor parte del año. Por ello, el estudio de arquitectura consideró necesario calefactar el espacio durante los meses comprendidos entre Octubre y Mayo. Sin embargo, en los meses estivales podría conseguirse una temperatura correcta de confort únicamente ventilando. Por ello, el arquitecto estableció unas estrategias pasivas en el ejercicio proyectual del edificio.

Detalles

Dichas estrategias consistieron en realizar unos captadores solares en las direcciones sur, que calefactasen en invierno el espacio interior. Este aire interior debía ser recirculado al resto del edificio, reduciendo así el gasto eléctrico en climatización. Por otro lado, el voladizo colocado en dichas direcciones evitaría que en los meses estivales, en el que el sol esté más alto, los rayos incidieran sobre el captador. Esto evitaría el sobrecalentamiento en los meses que no interesasen. Por otra parte, debido a su pequeña crujía, en los meses estivales se induciría al edificio a producir una ventilación cruzada que favoreciera una correcta temperatura de confort. Por tanto, se reduciría el gasto eléctrico en verano. Además, la piel de lamas de madera, está dispuesta para favorecer la entrada de radiación durante la primera mitad del día. De esta manera lo que el arquitecto conseguía es un sistema pasivo de captación más eficaz. Se produce un incremento de la temperatura del edificio (en época invernal) capaz de permanecer durante todo el día.

sostenibilidad

En el proyecto se busca el empleo de materiales de bajo coste.  Y al mismo tiempo, mediante el estudio de su colocación, un ahorro de energía. La piel exterior se llevaría a cabo mediante listones de madera apta para exteriores. Estos tendrán 15 cm de ancho y 5 cm de espesor e irán anclados al forjado mediante perfilería metálica. El tablón es el formato más clásico en la presentación comercial de la madera para su posterior trabajo de transformación. Una vez cortado el árbol y desbrozado, este se lleva al aserradero, donde se corta en diferentes medidas.  También según las características de los troncos, pueden variar sus medidas de corte. Esto es debido a que ciertos árboles son más aprovechables que otros. En el interior se optaría por una envolvente clásica de fábrica de ladrillo dejando siempre una cámara y una capa de aislamiento. Tras la piel se colocará un cerramiento de policarbonato transparente que impedirá las pérdidas climáticas.

Arquitecto salamanca

Arquitecto salamanca

finca y linde_1d